El próximo 2 de agosto la tonadillera cumplirá 63 años. Isabel Pantoja tiene pensado celebrar una fiesta en Cantora por todo lo alto, rodeada de sus seres queridos. Sin embargo, sus hijos no se lo pondrán nada fácil y es más que probable que terminen amargándole el día. Continúa leyendo para descubrir qué ha pasado entre ellos y cómo se presenta el panorama en la finca familiar. 

Un atisbo de esperanza para la reconciliación

Pero no todo está perdido. Cuando Isabel Pantoja llegó a España desde Honduras, Kiko e Isa prometieron que harían todo lo que estuviera en su mano para reconciliarse. Y parece que así está sucediendo. Aunque parece que todavía no están listos para unas vacaciones juntos, Pantoja ha confiado a su hermano el mayor tesoro de su vida: su hijo. Mientras ella disfrutaba de unos días de verano junto a su pareja y amigos, su hijo Alberto lo pasa en grande en la playa con sus tíos y primos. 

Kiko ha hecho una escapadita a la costa gaditana y no se ha olvidado de su sobrino. Irene Rosales y él han disfrutado de una jornada playera en compañía de los más pequeños de la familia: Carlota, Ana, Francisco y Alberto. Que la pareja haya querido contar con su sobrino durante sus vacaciones solo puede interpretarse como una señal de que las cosas entre Rivera y su hermana están mejorado. Habrá que esperar al próximo 2 de agosto para ver si los hermanos regalan a su madre lo mejor que podrían darle: una reconciliación.