El próximo 2 de agosto la tonadillera cumplirá 63 años. Isabel Pantoja tiene pensado celebrar una fiesta en Cantora por todo lo alto, rodeada de sus seres queridos. Sin embargo, sus hijos no se lo pondrán nada fácil y es más que probable que terminen amargándole el día. Continúa leyendo para descubrir qué ha pasado entre ellos y cómo se presenta el panorama en la finca familiar. 

Irene Rosales, en medio de la disputa

> El enfado entre Isa y Kiko viene de lejos. La hija pequeña de la tonadillera concedió una entrevista a una conocida publicación en la que hablaba sin ningún tapujo sobre las adicciones, ya superadas, de su hermano. Los titulares fueron más que polémicos, y no sentaron nada bien a Rivera ni a su mujer, Irene Rosales. Lejos de mostrarse arrepentida, Pantoja fue más allá e insinuó que la modelo se la tenía que comer con patatas por ser “la debilidad” de su marido. “Me tiene que aguantar”, aseguró durante un reportaje con la revista Lecturas

Esta fue la gota que colmó el vaso para Kiko, que retiró la palabra a la influencer. “Aunque ella siempre ha sido mi debilidad, mi mujer es mi vida. Debería de respetar eso”, espetó el DJ en la primera gala de Supervivientes 2019. Desde entonces no se habla con Isa Patoja. La tensión es mayúscula, hasta el punto de que Rosales decidió no acudir a la fiesta de reencuentro de la tonadillera con tal de no tener que coincidir con su cuñada. Por otra parte, parece que Rivera se ha querido tomar la revancha y tampoco ha tenido muy buenas palabras para una de las personas más importantes de la vida de su hermana. 

Siguiente: La revancha de Kiko