Karmele Marchante desencadenó un auténtico terremoto tras asegurar en sus redes sociales que había presenciado “carreras de drogas” en los aseos y camerinos del magacín estrella de Telecinco. No es la primera vez que alguien acusa a los colaboradores de Sálvame de experimentar con los narcóticos e, incluso, ser adictos. Sigue leyendo para enterarte de todo.

Karmele cuenta la verdad más comprometida de Sálvame

Karmele Marchante

> La otrora colaboradora del espacio vespertino de Mediaset levantó una tremenda polvareda tras publicar en su cuenta de Twitter los trapos más sucios del programa, muy enfadada por la supuesta obsesión que el equipo del magacín tiene con ella. “Me da mucho asco que la gentuza de Sálvame siga hablando de mí. Ayer, el maltratador misógino JJ (en referencia a Jorge Javier Vázquez), antes el comprador de criaturas e inventor de enfermedades (aludiendo a Kiko Hernández), condenado por el Tribunal Supremo. ¿Por qué esa obsesión? Mi vida está en derroteros profesionales distintos”, sentenció Karmele Marchante, desencadenando un gran escándalo en redes sociales.

> Sin embargo, lo peor estaba por llegar… Karmele amenazó con escribir “todo” lo que vivió en Sálvame si no la dejan “en paz”, pero ofreció un pequeño adelanto a sus seguidores: “Carreras de drogas en baños y camerinos, alcohol, mentiras no informativas, órdenes de la dirección para desvirtuar a colaboradores, nepotismo, endogamias amorosas, peleas por la publi…”. Lo cierto es que Marchante hizo un cuadro a todos los colaboradores, pero no es la primera que acusa a más de uno de ‘juguetear’ con los estupefacientes. Sigue leyendo para enterarte de todo.

Siguiente: Kiko Matamoros, tachado de drogadicto