Aitana y Cepeda

Se cumplen dos años desde que saliese a la luz la noticia de la ruptura entre Aitana Ocaña y Luis Cepeda, concursantes de OT 2017. Una historia que a todos nos atravesó el corazón por la inocencia y la verdad que ambos transmitieron durante su paso por el concurso.

Su bonita relación llegó a calar en los espectadores hasta el punto de que se creó el fandom ‘Aiteda’ como apoyo a la pareja, tanto por su valía como artistas como por su vínculo personal.

Su conexión durante el concurso fue más que evidente desde la primera gala, en la que el ‘No puedo vivir sin ti’, se convertiría en su himno personal. En aquella gala actuaron, pero tres meses después cuando la volvieron a cantar, se apreció LA diferencia. Ya no cantaban, sino que CONTABAN.

Miradas que hablaban más que las palabras y gestos de complicidad con los que parte de España enloqueció. Muchos llegaron a soñar con vivir una historia similar a la de los protagonistas. Ellos mismos confirmaron de alguna manera su idilio amoroso durante la gira que hicieron los chicos de OT 2017 por toda España. Sus redes sociales eran la vía perfecta para hacer partícipes a todos sus seguidores de lo que sentían el uno por el otro.

Pero, para tristeza de muchos, en septiembre de 2018 llegó su final. Un final que ninguno de los dos hubiese querido y que acabó con las esperanzas de un fandom entregado: “Aitana y Cepeda rompen su relación”, publicaron los medios. Días después, fue el propio Cepeda el que se encargó de confirmarlo a través de un comunicado en su cuenta de Twitter.

Aitana, por su parte, rehizo su vida junto al actor de Élite Miguel Bernardeau. Aunque en un principio ambos lo negaron aseguraron que eran “amigos”, su relación no tardó en confirmarse a través de diferentes imágenes en las que ambos aparecían dando rienda suelta a su amor. Cepeda, sin embargo, seguía de alguna forma ligado a Aitana, aunque evidentemente también intentaría pasar página, no necesariamente junto a alguna mujer.

Lo que no nos quedó claro es si llegó a conseguirlo. Y no lo decimos nosotros así porque sí, sino por sus acciones. Diferentes vídeos en los que el gallego aparecía haciendo alusión a Aitana, comentarios por Twitter o incluso más recientemente una de sus últimas canciones -Gentleman-, llevan a pensar que Cepeda no olvida a su ex. Ya lo dijo él, “por ti estaré, por ti ya estuve y estaría”. Y es que el artista es más de contar cantando que de hablar por hablar. Varias de las canciones que forman su primer disco van dedicadas a lo que vivió con Ocaña.

Cabe recordar que él se ha mostrado bastante reacio en ocasiones con ciertos medios de comunicación cuando le preguntaban por su situación sentimental. Evidentemente está en todo su derecho de no hablar sobre lo que no quiera, pero España entera ha sido partícipe de un amor las veinticuatro horas del día. Es totalmente normal que eso genere un interés para una parte del público, aun habiendo pasado dos años desde aquello.

Sea como fuere, son muchos los que piensan que ambos sueñan con que los caminos de Cepeda y Aitana vuelvan a encontrarse de alguna forma, y no necesariamente en forma de amor de pareja, sino de dos personas que se quisieron tanto que hicieron creer a muchos en el amor más sincero.