Poco se ha sabido de don Juan Carlos en los últimos días. El rey no estuvo presente en el cumpleaños de su hermana. La infanta Margarita reunió a sus más íntimos en una fiesta celebrada en su domicilio. Allí estuvo doña Sofía, siempre al pie del cañón. Mientras tanto, su marido disfrutaba de unos días de descanso que se negó a interrumpir ni que fuera por su querida hermana. La reina está que trina. Te lo contamos todo a continuación.

Juan Carlos, Sofía y el pacto del dinero

> Una de las dotes más reconocidas de don Juan Carlos ha sido la de hacerse con dinero vía comisiones. Desde el principio tuvo claro que el dinero estaba en hacer de puente entre los diferentes intereses. Eran muchos los empresarios que recurrían a él buscando ayuda para establecer puentes comerciales con otros países. Y el rey, con grandes contactos, prestaba su ayuda a cambio de un pequeño porcentaje.

Pronto vio doña Sofía cómo funcionaba su marido y pensó: “Mejor con él que contra él”. Así las cosas, aceptó y se integró en el engranaje económico tejido por don Juan Carlos. Eso sí, todo bajo el manto de la discreción y la no ostentación, las dos señas de identidad más conocidas de la reina.

Siguiente: ¿A cuánto asciende la fortuna de los reyes?