Poco se ha sabido de don Juan Carlos en los últimos días. El rey no estuvo presente en el cumpleaños de su hermana. La infanta Margarita reunió a sus más íntimos en una fiesta celebrada en su domicilio. Allí estuvo doña Sofía, siempre al pie del cañón. Mientras tanto, su marido disfrutaba de unos días de descanso que se negó a interrumpir ni que fuera por su querida hermana. La reina está que trina. Te lo contamos todo a continuación.

Don Juan Carlos se borra de la foto

> Fue el pasado día seis cuando la infanta Pilar cumplió ochenta años. Una fecha redonda que celebró en su casa reuniendo a amigos y familiares. Se esperaba que don Juan Carlos asistiera dado que la ocasión lo merecía. Sin embargo, ni rastro. La sombra del rey se perdió en Florida, junto a los Fanjul. Una vez más, los multimillonarios hermanos ejercieron de perfectos anfitriones de don Juan Carlos. Una de las grandes ventajas es que puede moverse con libertad sin testigos de vista.

Una de las primeras en llegar a la fiesta fue doña Sofía. Lucía espléndida y muy elegante. Ciertamente, cuesta creer que haya cumplido ochenta años. Estaba sonriente y se la veía relajada. Parece que ha conseguido que se escuchen sus súplicas y lo suyo con su marido ya es pasado. La reina tiene claro que quiere vivir a su manera y lejos de don Juan Carlos.

Siguiente: Doña Sofía, muy enfadada con don Juan Carlos