Doña Sofía está muy enfadada con su hija mediana y su marido. A la reina no le parece correcto el proceder de la pareja en relación a su nieto favorito. Y es que el próximo tercer grado de Iñaki Urdangarín está alterando la tranquilidad familiar y dejando damnificados. Doña Sofía cree que le toca a la infanta Cristina dar un paso adelante y no descargar la responsabilidad sobre su marido en otros hombros. Sin embargo, la mediana de los reyes eméritos vive relajada en Ginebra, como si la nueva realidad del padre de sus hijos no fuera con ella. A continuación te contamos todo lo relativo a esta sorprendente historia que afecta a la familia real.

Infanta Cristina, la mayor decepción de doña Sofía

> La infanta Cristina y Urdangarín han decepcionado terriblemente a doña Sofía. El próximo tercer grado de Iñaki está alterando la paz familiar y hasta dejando damnificados. Se trata de una responsabilidad que debería recaer en los hombros de Cristina. Sin embargo, no está dispuesta a romper la tranquilidad que disfruta en Ginebra. Allí reside con sus dos hijos menores y no le faltan amistades.

Cristina de Borbón llegó a Suiza bajo el manto del Aga Khan. Es en la fundación del multimillonario donde trabaja y percibe un altísimo sueldo mensual, 30.000 euros. El Aga Khan no dudó en arropar a Cristina cuando su gran amigo don Juan Carlos se lo pidió. Si tenemos en cuenta que la infanta también recibe dinero de sus padres, puede decirse que su nivel de vida es muy elevado. Vamos, no pasa estrecheces.

Siguiente: Doña Sofía carga contra Cristina y Urdangarín