La hija pequeña de doña Elena de Borbón ha dado mucho que hablar en los últimos meses. Victoria Federica ha cogido el testigo de su hermano y ha protagonizado diferentes polémicas que han puesto en jaque a la Corona. A doña Letizia no le hace ni pizca de gracia que su sobrina manche el nombre de la institución que ella representa. Así, la reina ha cogido el toro por los cuernos y se ha vengado de la joven para dejar claro que en Zarzuela no se admitirán ciertos comportamientos. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo para descubrirlo.

¿Por qué esta inquina a Gonzalo Caballero?

Gonzalo Caballero

> Al parecer, fue doña Elena de Borbón quien orquestó este plan para separar a sus hijos del torero. Especial preocupación sentía por Victoria Federica, que en los últimos meses ha cambiado su actitud y se muestra mucho más rebelde y desairada con su madre. Según la infanta, el torero es el culpable de este comportamiento y de que la joven llegue a altas horas de la madruga con frecuencia. Tanto es así que la hermana de Felipe VI se vio en la necesidad de pedir ayuda a su exmarido, Jaime de Marichalar, para volver a encarrilar el camino de su niña.

Tras varios intentos, todo apunta que Victoria Federica ha seguido los consejos de sus padres y ha decidido echar por tierra su relación -amistosa o sentimental- con el torero. Asistimos, una vez más, a una ruptura forzada desde las altas esferas de Casa Real. Los reyes, especialmente doña Letizia, quieren asegurar la imagen impoluta de la Corona y se desharán de cualquier ‘elemento tóxico’ que pueda perjudicar a la institución. El cabreo de la quinta en la línea de sucesión al trono es monumental, y no ha dudado en cargar contra su madre por consentir esta situación.

Siguiente: Victoria Federica se enfrenta a la infanta Elena