Es la obsesión de doña Letizia, las fotografías a traición de Leonor y Sofía. La reina quiere proteger a sus hijas a toda costa de los flashes incontrolados. En este sentido, ejerce un férreo control que dio lugar a un desagradable encontronazo con doña Sofía. De hecho, la reina emérita ya ha desistido de posar con sus nietas para evitar la ira de su nuera. A Letizia se le han metido doblada y ha montado en cólera. Incluso ha pedido cambios en la cúpula de seguridad de Zarzuela que vela por la integridad de la familia real. ¿Qué ha sucedido? Te lo contamos todo a continuación.

La reina monta en cólera por una fotografía de sus hijas

> Hace unos días, la familia real acudió al concierto de Ara Malikian. Los reyes y sus hijas se mezclaron con el público. Al parecer, la seguridad se relajó y fue entonces cuando una asistente al acto inmortalizó a don Felipe, doña Letizia, Leonor y Sofía y compartió la imagen en su cuenta de Twitter @MBelenGCodina. Aunque fuera de espaldas, a la reina no le ha hecho ni pizca de gracia que esa imagen recorra las redes sociales y ya se ha encargado de pedir cuentas al responsable de seguridad de la familia real.

Lo cierto es que la reina tiene un carácter complicado, como así han reconocido personas que han trabajado en palacio. No es fácil llevarse bien con doña Letizia, que desea que todo esté controlado al milímetro y no admite el error. Es ese perfeccionismo el que le ha granjeado problemas con funcionarios de Zarzuela.

Siguiente: El férreo control de Letizia en el colegio de sus hijas