Don Juan Carlos y doña Sofía han tenido la manga más ancha en relación a las elecciones sentimentales de Elena y Cristina. Al fin y al cabo, ellas no iban a heredar el trono. Aun así, Jaime e Iñaki no fueron de su agrado pero no se opusieron. Las alarmas saltaron en Zarzuela cuando se comprobó que don Felipe hacía tiempo que frecuentaba a Letizia Ortiz. Y es aquí donde entran en juego los servicios secretos, encargados de rastrear el pasado de Letizia por expreso deseo de don Juan Carlos y doña Sofía. El desenlace de la historia es sorprendente. Te lo contamos todo a continuación. Sigue leyendo.

Don Felipe blinda su entorno

Casa Real

> Don Felipe puso mucho interés en blindar su relación con Letizia Ortiz. No quería que trascendiera hasta poder llevar a cabo una serie de movimientos. Sabía que la periodista no era la candidata ideal para sus padres. Don Juan Carlos ya le dejó bien claro en relación a Eva Sannum, que podía divertirse con ella pero no casarse. Aquello supuso un coste terrible para don Felipe, que luchó por la noruega pero no lo suficiente. Esto hizo que ella se desencantara y rompiera la relación.

Cuando don Felipe se dio cuenta de que estaba enamorado de Letizia, tuvo claro que no la dejaría escapar. Esta vez sí estaba dispuesto a renunciar al trono por amor. No al amor por el trono, como había hecho en el caso de Eva Sannum o Isabel Sartorius. Todo tiene un límite y el príncipe consideró que ya  había cedido demasiado terreno amoroso ante su padre. Por tanto, no habría más renuncias sentimentales.

Siguiente: Informes de los servicios secretos para eliminar a Letizia