La familia real atraviesa una grave crisis. Las cosas están peor que nunca. Al final, Letizia ha conseguido su propósito. Don Felipe se ha quedado solo. Si antes fueron sus amigos, ahora les ha tocado el turno a familiares. Sin duda, el rey se enfrenta a un grave problema que ha provocado la reina. ¿Qué ha motivado esta grave situación? Te lo explicamos todo a continuación. Sigue leyendo porque no tiene desperdicio.

Elena, el verso suelto de la familia real

> La infanta Elena ha empezado con mal pie las vacaciones de Semana Santa. Viajó a Sevilla con su hija y al pisar la calle mostró su disgusto por la presencia de reporteros. No le gusta ser objeto de atención y siempre ha llevado muy mal que la prensa se interese por sus pasos. Tampoco ella tiene ganas de estar en la misa de Pascua. No desea coincidir con Letizia. Bastante tuvo ya el pasado mes de agosto. Le tocó hacer el paripé en algunas salidas familiares.

La llegada de Letizia a la familia real ha marcado un antes y un después. En el caso de Elena, no mantiene relación con don Felipe desde hace tiempo. Sabe que tanto él como Letizia han actuado en su contra y eso le duele. Aunque sabía que llegaría el momento en que sería apartada de la agenda real, nunca creyó que ocurriría a la par que Cristina. Elena pagó los platos rotos de su hermana y fue condenada a cesar en la actividad institucional por si acaso. Tanto don Juan Carlos como doña Sofía han pedido a don Felipe que arregle la situación de su hermana pero se niega. En este punto cuenta con el total apoyo de doña Letizia.

Siguiente: Don Felipe, más solo que la una