Las aguas están más revueltas que nunca entre los miembros de la familia real. Don Juan Carlos y doña Sofía hacen frente común para luchar contra quien consideran su mayor enemigo: doña Letizia. A ella culpan de la escasísima relación con don Felipe. Los reyes eméritos se han plantado y han conseguido vengarse de Letizia dándole donde más le duele.

Todo cambió con Letizia

> Nadie pensaba que la llegada de Letizia Ortiz a Casa Real iba a poner Zarzuela patas arriba. Los primeros tiempos de la periodista como princesa fueron complicados. Quienes entonces formaban parte de la familia sabían que don Juan Carlos aborrecía a su nuera. Esto hizo que algunos, buscando congraciarse con el rey, hicieran la vida imposible a la esposa de don Felipe. El más hostil, Iñaki Urdangarín y después Jaime de Marichalar. El problema es que arrastraron a las infantas Elena y Cristina en su lucha y ese fue el principio del fin.

Hay que decir que para doña Letizia no fue fácil hacerse a su nueva vida. Jugaron en su contra esa perfección tan reconocida en ella. Esto impide que acepte sugerencias y consejos. Doña Sofía le tendió la mano pero declinó. Creía entonces que su dominio de las cámaras era experiencia suficiente para ejercer como princesa.

Siguiente: Juan Carlos y Sofía se vengan de Letizia