Reina Sofía y Rey Juan Carlos

No corren buenos tiempos para don Juan Carlos. Los últimos meses han sido terribles. En realidad, el calvario empezó años atrás, cuando se planteó su abdicación. El rey no ha vuelto a ser el mismo. Desde entonces se siente incomprendido y humillado. Y para rematar, está hundido al ver que se hace realidad su mayor temor. Esto ha provocado que doña Sofía le tienda la mano. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Don Juan Carlos toca fondo

Juan Carlos I

> Don Juan Carlos atraviesa un durísimo momento. Ha tocado fondo al ver que su mayor temor se ha hecho realidad. El rey emérito no quiere utilizar silla de ruedas. Jamás ha podido borrar la imagen de su madre en una de ellas. Para don Juan Carlos esto representa el fin. Sin embargo, sabe que tendrá que utilizarla porque su movilidad cada vez es más reducida.

El rey emérito sufre terribles dolores cada vez que da un paso. Ponerse de pie le cuesta un mundo. A pesar de que el equipo de traumatólogos que le trata aplica tratamientos para aminorar el dolor, el mismo no remite. Lo mejor sería que don Juan Carlos utilizara silla de ruedas para ciertos desplazamientos pero no hay manera de convencerle. Su testarudez podría causarle más problemas en sus maltrechas caderas.

Siguiente: Doña Sofía tiende la mano a su marido