Las aguas bajan revueltas en Zarzuela. El último capítulo de las desavenencias entre miembros de la familia real tiene como protagonistas a don Juan Carlos y doña Letizia. El rey emérito ni olvida ni perdona los desplantes y malos modos de su nuera. En cierta forma, la considera responsable de su caída. Así las cosas, tiene muy claro que no dejará pasar la ocasión de vengarse de ella. ¿Qué ha ocurrido? Te lo contamos todo a continuación.

Así empezaron las desavenencias entre Juan Carlos y Letizia

> Don Juan Carlos puso el grito en el cielo cuando se enteró de que su hijo estaba saliendo con Letizia Ortiz. El hecho de que fueran en serio le hizo temblar. Sabía que don Felipe no aceptaría renunciar a al amor. Ya lo había hecho con Isabel Sartorius, Eva Sannum y quedó muy tocado. Por tanto, el asunto era muy complejo. El rey emérito pensó la estrategia a seguir pero no vio salida.

Se cumplieron los peores presagios del rey. Don Felipe se negó a romper con la periodista. Amagó con renunciar a la corona y dio la espantá. Se refugió en Nueva York con Letizia, que se encontraba allí trabajando. Mientras tanto, en Zarzuela, don Juan Carlos estaba fuera de sí. Al final, no le quedó más remedio que dar su brazo a torcer. Recomendó resignación ante la que se venía encima a amigos y familiares.

Siguiente: Don Juan Carlos provoca que Letizia estalle