Don Juan Carlos está destrozado. Ha sufrido una terrible pérdida, de esas que son irreparables y dejan huella. En estos momentos, el rey emérito está roto, sin consuelo, y eso ha motivado que haya buscado la mano de doña Sofía. Don Juan Carlos necesita asirse con fuerza a su esposa para no caer en lo más hondo del pozo. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Juan Carlos pide ayuda a Sofía roto de dolor

> Don Juan Carlos siempre ha tenido buenos amigos. Uno de los más cercanos fue el conocido como príncipe Zourab Tchokotua. Esta fraternidad data de la época en que ambos estudiaban en un internado suizo. Cuando Zou se instaló en Mallorca, los amigos volvieron a encontrarse y ahí empezó una historia que salpicó de pleno al rey emérito. Su nombre se vio envuelto en un gran escándalo. El príncipe ha fallecido a los 81 años tras una larga enfermedad.

En 1988, Tribuna publicó un reportaje que escoció mucho a don Juan Carlos: “Así se forran los amigos del Rey. Sus fortunas y negocios”. En el texto se ponía el dedo en la llaga sobre la cercanía de Zou con el monarca. Era de los pocos que tenía hilo directo con don Juan Carlos y eso le valió para hacer muy buenos contactos que, según algunos, se transformaron en negocios millonarios. Lo cierto es que el rey emérito está destrozado. Tanto que no ha dudado en recurrir a su esposa. Ella mejor que nadie sabe lo mucho que se apreciaban. En estos momentos, los reyes eméritos han llegado a una entente cordial y, por supuesto, doña Sofía va a estar al lado de su marido.

Siguiente: Sofía, víctima de las amistades peligrosas de su marido