Don Juan Carlos está destrozado. Ha sufrido una terrible pérdida, de esas que son irreparables y dejan huella. En estos momentos, el rey emérito está roto, sin consuelo, y eso ha motivado que haya buscado la mano de doña Sofía. Don Juan Carlos necesita asirse con fuerza a su esposa para no caer en lo más hondo del pozo. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

El gran desengaño de don Juan Carlos

Juan Carlos I

> Para don Juan Carlos, la actitud de su hijo ha significado un tremendo desengaño. Su relación siempre ha estado cargada de altibajos marcados por las infidelidades del rey emérito a doña Sofía. Don Felipe ha sido quien más ha apoyado a su madre en los momentos difíciles. Para la reina emérita la etapa de Corinna fue durísima. No entendía cómo su marido era capaz de humillarla públicamente de esa manera.

Don Juan Carlos ni olvida ni perdona que su hijo hiciera tanta fuerza para obligarle a abdicar. Sabe el rey emérito que don Felipe movió los hilos en su contra. De tal forma que se encontró atrapado y sin salida. Don Felipe no estaba solo. Le acompañaban doña Letizia y su madre. No era la primera vez que la reina emérita intentaba que su hijo subiera al trono. Ocurrió años atrás y el asunto se vendió como que doña Sofía quería que su marido descansara debido al gran desgaste que llevar la Corona le había producido.

Siguiente: Juan Carlos pide ayuda a Sofía roto de dolor