Eva Sannum es una de las mujeres que más  huella ha dejado en don Felipe. Estaban profundamente enamorados y ella dispuesta a dejarlo a todo por unir su vida a la de él. El compromiso matrimonial estaba a punto de anunciarse pero un hecho muy relevante lo impidió. Desde entonces, hasta ahora, el rey y Eva han seguido manteniendo contacto. Esto es algo que pone de los nervios a doña Letizia. Te lo contamos todo a continuación.

Felipe, el hombre que se enamora de quien no debe

> Don Felipe es hombre de flechazos, y eso fue lo que le ocurrió cuando conoció a Eva Sannum en una cena. La noruega caló hondo en él. Aparte de su escultural figura, al entonces príncipe le encantó su forma de ser. Siguiendo la estela de otras compatriotas, Sannum empezó a trabajar para pagarse los estudios. Algo habitual en los países nórdicos. La rubia se decantó por el modelaje y fue muy bien recibida en la profesión. Disciplinada y siempre dispuesta a cumplir con los horarios de las sesiones de fotos y desfiles, jamás se quejó por más duras que fueran las jornadas de trabajo.

El príncipe quiso volver a quedar con Eva, pero esta vez los dos solos. Tuvieron varios encuentros cuando él le confesó sus sentimientos y le dijo que iba en serio. A ella la revelación la sobrepasó pero aceptó porque don Felipe le dijo que la protegería y que juntos vencerían los obstáculos que aparecieran en el camino. Para entonces, el príncipe ya sabía que sus padres se opondrían a su novia pero le dio igual. Estaba enamorado y tiró para adelante.

Siguiente: Felipe y Eva, una relación muy  seria