Diez razones para amar a la Reina Letizia después de haberla odiado

La reina Letizia es objeto de comentarios desde que compareciera ante los medios, con ocasión de su compromiso matrimonial, y le dijera a don Felipe: “Déjame hablar”. A partir de ese momento, nació el mito de Letizia con Z. Se la pintó como mandona, exigente, siempre pendiente de lo que decían. Se dijo que era perfeccionista, que quería destacar en todo, que no soportaba que le llevaran la contraria. Y el tsunami siguió y puso a la soberana en el ojo de la diana al relevarse que algunos Borbones no la tragaban, que sus cuñadas, las infantas Elena y Cristina, habían soltado amarras debido a sus muchos feos… Dicen, dicen, dicen… Pues nosotros te damos diez razones para amar a la reina Letizia después de haberla odiado.

los-intimos-de-la-infanta-cristina-senalan-a-dona-letizia-como-la-culpable-de-sus-males

Letizia saludando

Y siguiendo con las objeciones que muchos han puesto a la elección de don Felipe, repasemos algunas de las princesas casaderas que algunos, un día, vieron como compañeras ideales del Heredero. La princesa Marta Luisa de Noruega, que ha resultado ser de lo más díscola y extravagante. En los últimos tiempos, ha confesado tendencia a temas esotéricos y su faceta laboral ni está, ni ha estado definida. ¿Y qué tal Magdalena de Suecia? Nacida princesa pero acostumbrada a hacer de su capa un sayo. Aficionada a una vida de lujo y al dolce far niente. ¿Hubiera sido ella la candidata idónea? Tan solo dos ejemplos de mujeres nacidas princesas y a la que, a nuestro parecer, Letizia saca cuatro palmos en cuanto a saber y estar real.

No Comments Yet

Leave a Reply



Celebrities, TV, realities, casas reales… Te lo contamos TODO!!!!

SÍGUENOS
¡Síguenos en Facebook!