Diego Matamoros está irreconocible y no hablamos de su físico. El hijo de Kiko Matamoros está viviendo uno de los mejores veranos de su vida al lado de Carla Barber y es que desde que los dos empezaron su noviazgo, están disfrutando como dos adolescentes de este amor que ha traspasado ya cualquier frontera.

Si bien, Carla Barber ha retocado estéticamente a su suegro, Kiko Matamoros, y a la novia de éste, Marta López, ahora también se pone de acuerdo con su pareja para lucir un tono de uñas que nos ha dejado con la boca abierta. Aunque no es habitual ver al sector masculino con las uñas pintadas, Diego Matamoros ha roto esta ‘norma social’ y ha demostrado que no sigue ningún patrón.

La personalidad de Diego Matamoros cada vez nos gusta más y es que ha demostrado siempre que le da igual lo que opinan los demás de él. No sigue patrones, hace lo que parece y solamente le importa la felicidad propia y la de la gente que le rodea.

Los dos se han pintado las uñas de muchos colores, y es que esta tonalidad demuestra la felicidad que sienten ambos en su noviazgo. No podemos estar más felices de verles así de contentos y de llenos con el amor que derrochan. Sin duda, se trata de un detalle estético que nos ha enamorado.