El verano es una época en la que nuestra piel sufre más de lo debido. Demasiadas horas expuesta al sol, el salitre del mar o el cloro de las piscinas, por poner sólo algún ejemplo, hacen que aparezca el temido y molesto problema de la sequedad, que provoca que nuestra epidermis necesite una rápida hidratación.

Tal y como nos informa el Hotel Convento Aracena & Spa, el aceite de oliva virgen extra puede solucionar todos los problemas de nuestra piel, aportando luminosidad, hidratación y eslasticidad. Y es que, aunque a veces pase desapercibido, el aceite de oliva es el hidratante natural más efectivo que existe, con una gran capacidad para reparar los tejidos dañados, por eso es muy recomendable en caso de marcas o cicatrices.

Debido a sus ácidos grasos naturales y a su aporte de vitaminas E y K, el aceite de oliva es una excelente alternativa para luchar contra el envejecimiento prematuro de la piel, permitiendo que la misma mantenga su elasticidad natural y su apariencia suave y lozana. Su gran cantidad de antioxidantes convierten al aceite de oliva en uno de los ingredientes naturales más beneficiosos a nivel cosmético.

Así que si todavía no tienes plan para esta última semana de agosto, si puedes no dudes en escaparte a este Hotel en pleno corazón de la Sierra de Huelva y disfrutar de este tratamiento único para tu piel, que sin duda te lo agradecerá. Y si, por el contrario, te toca trabajar porque ya se acabaron las vacaciones, no dudes en hacerte con una crema corporal que cuente con el aceite de oliva entre sus ingredientes… ¡pronto notarás la diferencia!