Está volcada en sus nuevos proyectos. Sus ganas de trabajar son imparables. Y aunque Mónica Naranjo prefiere destacar por su elegancia y solo dedica buenas palabras a su exmarido, lo cierto es que las cosas con Óscar Tarruella no están tan bien como intentan hacernos ver. Te contamos todo lo que se esconde tras esta aparente cordialidad.

Un bombazo inesperado

Mónica Naranjo

> Da igual que sea amistoso, de mutuo acuerdo y que se haya producido en buenos términos. Un divorcio nunca es fácil. Ver cómo una apuesta personal tan importante no sale bien genera una montaña rusa de sentimientos, y en el caso de Mónica Naranjo y Óscar Tarruella no iba a ser diferente. La pareja anunciaba el fin de su vida común. En marzo de 2018 ponían punto y final a su relación, que se había extendido durante 15 años. “A partir de ahora nuestras vidas personales irán por caminos distintos. Esta decisión, meditada y de mutuo acuerdo, fue tomada desde el cariño y el respeto que nos tenemos”, explicaban mediante el envío de un comunicado a la prensa

Con el objetivo de calmar los nervios de sus numerosos fans, alarmados por el bombazo, Mónica Naranjo aprovechó para explicar quién sería a partir de ahora la persona encargada de gestionar su carrera musical.  “En cuanto a lo laboral, seguiremos trabajando juntos, como venimos haciendo desde hace tantos años”, decía. Así, dejaba claro que Óscar Tarruella y ella prometían seguir formando un equipo en cuestiones relativas al trabajo. Esto daba pie a pensar que sus palabras eran ciertas y que entre la ya expareja existía una fuerte e inquebrantable amistad. Pero con el tiempo hay datos que evidencian que no es así, mira a continuación.

Siguiente: Rompe su silencio y se desata la guerra

La versión renovada de Mónica

> Trabajo, trabajo y más trabajo. Esa parece haber sido la fórmula magistral del cóctel que ha preparado Mónica Naranjo como tabla de salvación. La catalana ha tomado las riendas de su vida y se ha dedicado en cuerpo y alma a hacer lo que mejor sabe: cantar. Acaba de cumplir sus bodas de plata en la música y ha anunciado que va a hacer una gira a la que ha llamado Renaissance. Además, está también preparando un nuevo proyecto musical Mes Excentricités que promete dejar con la boca abierta a todos sus fans. Estamos ante una nueva versión de esta diva. Además, en todos los aspectos.

La artista se atreve con un nuevo proyecto muy distinto a lo que ha hecho anteriormente. En Mediaset se pone al frente de un programa de sexo en el que contará con invitados muy conocidos que aportarán su experiencia, sus pensamientos y sus anécdotas más íntimas acerca de esta temática. “No te imaginas lo que he aprendido grabando este espacio. He hecho unos talleres maravillosos”, decía sin tapujos en El Mundo.