Albert Rivera ya ha visitado la casa de su suegra, tal y como conocíamos este miércoles gracias a la revista ¡HOLA!, pero además también conoce a Pepe de Lucía, el padre de Malú, ya que según reconocía él mismo en una entrevista el pasado mes de febrero, él lo conocía antes que su hija (asegura Pepe de Lucía que Albert Rivera es muy fan del flamenco). No obstante, en todas las familias cuecen habas. Y la de Malú no es una excepción.

Ahora Malú y su padre se llevan bien, tal y como dejan ver las últimas palabras del cantaor a Gtres presumiendo de hija (a la que llega a calificar como “presidenta de la música”), pero no siempre ha sido así. Especialmente cuando los padres de la cantante se divorciaron. Ambos acabaron mal y Malú se posicionó de parte de su madre,Pepi Benítez (a los que algunos y algunas recordarán por formar parte del cuarteto rumbero Arena Caliente).

“Se han llevado fatal porque la ruptura del matrimonio fue abrupta, tormentosa violenta y lamentable”, aseguraba Federico Jiménez Losantos este jueves en la Crónica Rosa de su programa radiofónico; algo que apostillaba la periodista Beatriz Cortázar. De hecho, tal y como ha podido confirmar Cotilleo.es, en las últimas horas se ha producido un nuevo desencuentro familiar cuyos protagonistas han sido, sin quererlo, Malú y su padre.

Muchos años de distanciamiento entre padre e hija

Malú y su progenitor se distanciaron cuando se rompió el matrimonio de sus padres. Él ahora vive en Andalucía, donde rehizo su vida junto a otra mujer, Lucía Limón. Pepi Benítez por su parte, permaneció en Madrid.

 Y de hecho vive muy cerca de su hija, en Aravaca, en la urbanización de El Plantío, mientras que Malú vive en Majadahonda. Una de las últimas veces en las que Malú y su padre se dejaron ver juntos fue en el año 2012, en el funeral de María Pizarro, madre de Alejandro Sanz, al que les une una relación casi de familia.

De un tiempo a esta parte parece que las aguas vuelven a su cauce y Malú y su padre se llevan bien de nuevo. Algo que Albert Rivera agradecerá mucho en las comidas familiares de los domingos.