Kiko Hernández es uno de los pocos colaboradores de Sálvame que lleva en el programa desde que éste se puso en marcha hace una década. Sin embargo, hay un aspecto relacionado con madrileño que siempre ha inquietado mucho a todo el mundo. Kiko es intocable. De Kiko no se saca ningún tipo de información personal en el programa. Nadie filtra información del que fuera concursante de Gran Hermano a los medios. Pero, ¿por qué? ¿Por qué este secretismo? Os contamos todos los detalles a continuación.

El salto del anonimato a la fama

Kiko Hernández

> Han pasado casi dos décadas desde que Kiko Hernández se coló en nuestras vidas para siempre. Fue en el año 2002 cuando un jovencísimo Kiko Hernández de 25 años decidió, maleta en mano, entrar entrar a formar parte de la tercera edición de Gran Hermano. Hasta entonces agente inmobiliario, Kiko quiso dejar atrás su labor de enseñar pisos y prefirió irse a vivir a la casa más famosa de Guadalix de la Sierra.

Una vez dentro del reality, Kiko vivió la experiencia al 100% e incluso protagonizó la primera hora sin cámaras de la historia del programa junto a Patricia Ledesma, otra de las concursantes de GH. ¡Quién lo diría ahora viendo lo celoso que es de su intimidad! Sin embargo, su labia y su soltura ante las cámaras por aquel entonces le abrieron las puertas en televisión. Desde entonces ya han pasado 17 años y Kiko se ha convertido en uno de los colaboradores clave de la televisión.

Siguiente: ¿Quién es Kiko Hernández?