Dicen que tras besar muchos sapos, al fin llega el príncipe azul. Aunque en este caso la historia ha sido al revés y lo que ha aparecido en la vida de Cristiano Ronaldo es la princesa. El portugués ha encontrado en ella a la perfecta compañera de vida. Le ha demostrado muchas cosas en poco tiempo. Así, el que fuera pichichi del Real Madrid ha decidido que es el momento perfecto para dar un importante paso. Lee el artículo y entérate de todo.

Cristiano y Georgina posando por primera vez con los cuatro reyes de la casa: Cristiano Jr, Eva, Mateo y Alana Martina.

Argentina, Jaca, Madrid…. La vida de Georgina Rodríguez ha estado marcada por los cambios. Pero, sin duda alguna, el más grande hay que situarlo hace casi tres años. La joven, apasionada de la danza y de la moda, se ganaba la vida como dependienta de Gucci. Y es precisamente una jornada de trabajo en esta exclusiva tienda ubicada en la Milla de Oro de la capital lo que ha provocado que nunca más vuelva a ser la misma. Acostumbrada a atender a grandes fortunas, no imaginó nunca que un poderoso cliente quedaría prendado de ella. Cristiano Ronaldo sintió eso que llaman amor a primera vista y no paró hasta conseguir una cita con ella.  A raíz de ahí todo fue rodado.

Al principio Georgina se empeñó en seguir trabajando, pero su fama creció de una manera tan brutal que le resultó imposible mantener su puesto de trabajo. Una difícil coyuntura que usó para marcar el inicio de una nueva etapa. La de Jaca hizo las maletas y se instaló en casa del futbolista. La convivencia fue rodada desde el principio. El astro del balón vio en Gio las cualidades que siempre había pedido a una pareja. Ella encontró en esta espectacular mansión un hogar y una familia, que aumentaron con el nacimiento de Alana Martina. Además, Rodríguez no solo trata al resto de hijos de Cristiano como suyos sino que les considera como tal.

La generosidad de Cristiano con su novia española

La pareja en la apertura de su centro de implantes capilares en Madrid. Un evento cerrado al público.

A velocidad récord, Georgina se convertía en la mujer más buscada. Editoriales, entrevistas… Las ofertas laborales le empezaban a llover y veía como sus sueños poco a poco se iban cumpliendo. Lo que no podía imaginar la de Jaca es que pasaría de ser dependienta a ser millonaria. Es cierto que ella dedica gran parte de su tiempo a cuidar de su numerosa familia, pero hasta ahora lo ha compaginado para estudiar un Curso de Contabilidad Práctica. Como colofón a esta formación, ha recibido el mejor regalo: su propia empresa.

Cristiano Ronaldo ha abierto una clínica de implantes capilares en Madrid, Insparya. Pero, lejos de lo que se ha publicado, él no tiene nada que ver en este negocio. Desde Cotilleo.es hemos accedido a los datos del Registro Mercantil, donde el nombre del delantero no aparece por ningún lado. Se presupone que el portugués ha hecho la inversión inicial de 200.000 euros para la formación de la sociedad, pero la administradora mancomunada es Georgina. Ella tiene el 50% mientras que el mismo porcentaje le pertenece a Joaquim Silva Ramos. Estamos ante una auténtica demostración de amor del que fuera jugador del Real Madrid. ¿Será el siguiente paso la boda?