Pocos detalles de la vida privada de los reyes trascienden a la opinión pública. Aun así, de un tiempo a esta parte sabemos que Letizia y Felipe atraviesan una profunda crisis matrimonial que ha puesto en jaque a la Corona en más de una ocasión. Sin embargo, un rasgo del monarca que vuelve loca a la consorte podría haber ayudado a que superen este bache y a reavivar la llama de la pasión. ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo para descubrirlo.

Lo que más gusta a Letizia de Felipe

Letizia

> No hace falta recordar a nadie la tensa situación que se vive en Cataluña a raíz de la sentencia del Tribunal Supremo sobre los presos del ‘procés’. En este sentido, don Felipe VI jugó un papel fundamental hace ahora dos años, cuando se dirigió a la Nación entera entonando un sentido discurso por la unidad de España. Algunos consideran que las palabras del rey consiguieron salvar la situación, y fue su determinación la que volvió a despertar las mariposas en el estómago de Letizia. “El día que salió Felipe y paró ‘el golpe de Estado’, Letizia se volvió a enamorar. Porque ella tiene que admirar a un hombre para quererlo”, apuntó Jiménez Losantos en Es la mañana de Federico, su programa de esRadio.

“Se nota entre ellos. Se pelearán como todos, pero eso ha cambiado. El tono de él y ella es que están contentos”, señaló. El periodista advierte que doña Letizia se muestra últimamente mucho más “relajada, encantada y feliz. Igual que el Rey, están los dos en un estado psicológico de felicidad”. Bajo su punto de vista, la osadía de don Felipe en cuanto al asunto de Cataluña provocó que la consorte empezara a verlo con otros ojos, despertando así la pasión que parecían haber perdido a raíz de sonadas trifulcas familiares, como el rifirrafe entre las reinas a la salida de la Catedral de Palma.

Siguiente: El reto que afrontan los reyes