Lo de Letizia y Elena no tiene solución. Las diferencias entre ellas son irreconciliables y han llegado a un punto de no relación. Ni se hablan ni se miran cuando se encuentran en público o en privado. A tanto llega el asunto que la reina ha pedido no coincidir con la infanta en actos de representación de la Corona. Todo esto tiene un origen. En Cotilleo.es hemos descubierto el punto de partida de esta animadversión. Te lo contamos todo a continuación. Sigue leyendo.

El motivo del enfrentamiento entre Letizia y Elena

> La infanta Elena es muy consciente de su posición social y hace gala de ella con frecuencia. Le gusta marcar las diferencias. Sobre todo, cuando se trata de relaciones que están destinadas a durar en el tiempo. En el caso de Letizia Ortiz, su cuñada no ha dudado en restregarle por la cara sus orígenes humildes. Y no en una ocasión, sino en varias. Al principio, doña Letizia calló y aguantó. Sin embargo, llegó un punto en que no pudo más y plantó cara.

Doña Letizia tiene un carácter fuerte, así las cosas, cuando estalló, le dijo de todo a su cuñada. Al ver que no había forma de entenderse, decidió retirarle la palabra. La infanta ni se inmutó. Para ella no existe más razón que la suya. Eso sí, siempre que puede, se la devuelve a la reina.

Siguiente: ¿Por qué nadie quiere trabajar con la infanta Elena?