Lo de Letizia y Elena no tiene solución. Las diferencias entre ellas son irreconciliables y han llegado a un punto de no relación. Ni se hablan ni se miran cuando se encuentran en público o en privado. A tanto llega el asunto que la reina ha pedido no coincidir con la infanta en actos de representación de la Corona. Todo esto tiene un origen. En Cotilleo.es hemos descubierto el punto de partida de esta animadversión. Te lo contamos todo a continuación. Sigue leyendo.

La otra cara de la infanta Elena

> La infanta Elena aparece en la historia del compromiso real como una de las valedoras de don Felipe y doña Letizia. Como se recordará, los reyes, Juan Carlos y Sofía, no veían con buenos ojos a la periodista. La información que recibieron sobre Letizia no fue de su agrado. Por decirlo de alguna manera, tenía mucho pasado. Y eso siempre es una losa en cuestiones monárquicas porque la prensa ya no se calla nada, como ha quedado sobradamente demostrado en el caso de Letizia Ortiz.

Elena de Borbón es una mujer complicada. Esa campechanía que muchos le achacan es solo una pose. Lejos de los actos oficiales, cuando los focos ya no la apuntan, la infanta muestra su auténtico ser. Bien lo saben los periodistas y fotógrafos que siguen sus pasos. Tiene un genio de mil demonios. Son famosos sus enfados, muchas veces sin motivo.

Siguiente: El motivo del enfrentamiento entre Letizia y Elena