En ocasiones puedes contar con cierta financiación para ayudarte con situaciones económicas complicadas, como deudas, comprar un medicamento para un tratamiento urgente o arreglar algo en tu hogar, por lo que se trata de un producto financiero bastante útil en la actualidad. Y gracias a todas las ventajas que ofrece, puede ser la mejor forma de afrontar los problemas económicos sin tantas complicaciones.

Una buena opción de financiación

Los créditos online se han convertido en la opción de muchos particulares e incluso de empresas que buscan financiación sin tantas complicaciones, como suele ocurrir con las entidades bancarias.

Y dado que se trata de un producto financiero que ofrece numerosas ventajas, conocerlas puede ayudarte a decidirte por usarlas en caso de tener dudas.

Rapidez

Uno de los aspectos más destacados de estos productos financieros puede ser la rapidez de los mismos, ya que en un plazo de 10 a 15 minutos, o de 24 a 48 horas, vas a poder recibir el dinero que necesitas directamente en tu cuenta.

El tiempo puede variar dependiendo de la entidad financiera y de la cantidad del importe, sin embargo, y en comparación con otros métodos actuales de financiación, el tiempo que se suele tardar es mínimo.

Y dado que puedes realizar toda la gestión de la solicitud desde internet, no tienes que estar perdiendo el tiempo yendo a una oficina, haciendo largas filas y esperar para que te atiendan.

Importes y cuotas

Otra de las características destacadas de los préstamos online puede ser la cantidad de importes que ofrecen. Puedes conseguir financiación para 100 euros o hasta 10.000, 20.000 o más, dependiendo de la entidad financiera.

La capacidad de tener varias cantidades entre las cuales poder elegir, te permite conseguir el dinero que necesites sin importar la cantidad que sea. Ten en cuenta que las entidades financieras suelen tener una cantidad mínima y máxima de importe.

Por otro lado, las cuotas de los créditos se pueden ajustar a tu presupuesto mensual, así puedes pagarlas cómodamente durante el tiempo que corresponda y sin que suponga un esfuerzo económico muy fuerte para ti.

Al elegir el tiempo en el que deseas pagarlo, se realiza un cálculo del importe que debes devolver, aunque debes considerar que cuanto más tardes en pagar, más intereses habrá.

Crédito gratuito

Muchas entidades financieras ofrecen un primer préstamo gratuito, sin embargo, el importe del mismo no suele ser muy alto y debe devolverse en menos de un mes.

Se trata de una buena oportunidad para obtener dinero sin ningún tipo de coste, ya que no hay comisiones o intereses ocultos detrás de estos productos financieros.

Fácil acceso

Cuando vas a un banco debes completar diversos formularios y llevar una gran variedad de documentos, antes incluso de que consideren aceptarte el crédito.

Sin embargo, por medio de los préstamos online, la cantidad de requisitos a cumplir pueden ser muy pocos, y todos ellos sencillos.

Desde ser mayor de edad y estar viviendo en España, hasta tener una cuenta del banco activa y un correo electrónico. Además, no debes presentar más documentos que tu DNI, y en ocasiones, un justificante de ingresos, lo cual dependerá de la entidad financiera.

Con solo esto ya podrás optar por un préstamo, dado que tampoco te exigen contar con una nómina o aval al momento de solicitarlos normalmente, convirtiendo estos productos financieros en una opción muy accesible para todos.

Comodidad

Todo el proceso se realiza desde internet, por lo que si dispones de un ordenador o móvil, puedes obtener de forma rápida el préstamo que necesites, ya sea que te encuentres en tu hogar, que vayas de camino a la universidad o estés trabajando en la oficina.

Además, la disponibilidad de estos créditos puede ser una gran ventaja, ya que los sitios web de las entidades financieras permanecen activos en todo momento, para que así puedas tener la oportunidad de solicitarlos cuando quieras.

Aunque tengas deudas

Una de las mayores preocupaciones al momento de solicitar financiación puede ser que la nieguen a causa de las deudas que tengas, en otras palabras, que te encuentres dentro del listado de morosos de ASNEF.

Las entidades bancarias tradicionales tienen muy en cuenta el historial crediticio antes de aceptar la aprobación de un crédito, así que si estás como moroso, las posibilidades de conseguir la aceptación del préstamo pueden ser escasas o nulas.

Sin embargo, las entidades financieras online te permiten conseguir prestamos con ASNEF, uno de los motivos principales por los cuales muchos usuarios se decantan por esta opción, dado que les permite recibir el dinero, sin tener en cuenta sus deudas pasadas.

Ésta puede ser una buena oportunidad para lograr una reunificación de deudas, para así pagar un importe más asequible para tu bolsillo, aparte de la ventaja de salir del listado de morosos, para así obtener más oportunidades de financiación.

Sin embargo, cuando se trata de estos productos, debes presentar un justificante de ingresos para asegurar a la entidad financiera que dispones de una fuente de ingresos con la cual puedes pagar el valor del importe, pudiendo ser desde una pensión, hasta ayudas o becas, entre otras.

La solicitud del préstamo puede tardar lo mismo que las otras opciones y puedes obtenerlo cumpliendo los mismos requisitos, por lo que conseguirlos puede ser muy fácil.

Debes estar muy atento a las condiciones de pago y al tiempo en el que debes devolver el dinero, para así evitar cualquier tipo de retraso, de lo contrario, las posibilidades de que cobren intereses por mora pueden ser muy altas.

Ten en cuenta que estos intereses suelen ser altos, por lo que vas a terminar pagando mucho más de lo que solicitaste la primera vez. Todo dependerá de tu responsabilidad al momento de solicitarlo y pagar, para así evitar que tu situación económica empeore más todavía.

Los préstamos online se trata de un producto financiero que ofrece muchas ventajas ante la situación económica actual, tanto por su rapidez y cantidad del importe a solicitar, como por su facilidad de solicitud y pago. Por lo que si eres una persona con deudas, con una situación económica complicada o con una gran urgencia de dinero, estos productos financieros pueden ser la mejor opción, aún cuando te encuentres dentro del ASNEF.