Kiko Matamoros y Belén Esteban nunca han sido, precisamente, los mejores amigos. Nunca han tenido muy buen feeling, y, además, el colaborador siempre ha tenido una amistad con el ex representante de la de Paracuellos, Toño Sanchís.

Ambos mantuvieron una relación laboral durante algunos años, y se han vuelto a reunir para… te lo contamos a continuación.

Kiko Matamoros desafía a Belén Esteban

Kiko Matamoros

Lo han vuelto a hacer. Kiko Matamoros y Toño Sanchís no ocultan, ni mucho menos, su amistad. El representante ha compartido en su instagram una instantánea junto a su amigo y ex representado. Parece que se lo han pasado bien y que las “sonrisas” han sido muchas en su encuentro. Además, han disfrutado de un paseo en un coche de lujo, algo que Toño no se podría permitir en estos momentos.

Durante años mantuvieron una relación profesional. A pesar de lo ocurrido con Belén Esteban, el colaborador de Sálvame ha asegurado en varias ocasiones que sí fía de su ex representante. Si su relación laboral terminó fue por “ciertas actitudes que no fueron de su agrado”. Eso sí, reconoce que le debe mucho de lo que es hoy en día.

No hay vuelta atrás

Lo de Kiko Matamoros y Belén Esteban es irreconciliable. Y es que el televisivo no puede ni quiere disimular que la de Paracuellos no es santo de su devoción. A propósito de la sentencia que condena a Toño Sanchís a pagar más de 600.000 euros, Kiko expresó que está exento de responsabilidad y que la misma recae únicamente en Loran S.L.

Sobre la cantidad económica que la Justicia dictaminó a favor de Belén Esteban, Kiko Matamoros afirmó hace unos meses que lo va a tener muy difícil para cobrar. Su información se basa en el hecho de que el único bien material que tiene el mánager es su chalet, que además está hipotecado. Resalta, a su vez, que la princesa del pueblo ha realizado muchas entrevistas remuneradas a raíz de su problema con Toño Sanchís y que eso ya le sirve para amortizar “el dolor”.