La realidad de don Felipe y doña Letizia podría no ser tan dulce como intentan hacernos creer. Hay gestos que denotan que existe cierta crisis en la pareja. Como, por ejemplo, que el Rey no ayudara a su esposa a subir a una embarcación. Lo cierto es que don Felipe empieza a estar harto de las normas de Letizia y ha estallado ante su última prohibición. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Letizia y sus normas

> El día a día de Letizia está completamente establecido. Y no solo por las obligaciones oficiales, también por las normas que ella misma se autoimpone e impone a los demás. En este sentido, la reina es muy estricta. Se ha hablado hasta la saciedad sobre el tema de la alimentación. Ni fritos, ni rebozados, ni azúcar… y así un largo etcétera de platos que están prohibidos en casa de los reyes. Y también en el colegio donde estudian Leonor y Sofía. La dirección del centro ha permitido que la reina meta cucharada en los menús. Esto ha levantado quejas de padre y alumnos. Los primeros, porque el recibo mensual es más caro debido al origen de los alimentos que se utilizan. Lo segundos, porque echan de menos los rebozados y algo de dulce a la hora del postre.

Metódica, perfeccionista y algo obsesiva, así definen a doña Letizia quienes la conocen. En un principio, don Felipe solo veía virtudes en su novia. Sin embargo, la convivencia y dos hijas en común han hecho que el rey vea la verdad al desnudo de su esposa. Lo cierto es que Letizia no ha tenido tacto a la hora de aplicar ciertas prohibiciones. Algunas, muy dolorosas para don Felipe, y que afectan a cosas importantes para él.

Siguiente: Lo que Felipe no perdona a Letizia