lavavajillas

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos más útiles de la cocina, ya que nos ahorra muchísimo tiempo en lavar todos los utensilios y platos además de resultar un aparato de lo más cómodo. Aún así, existen algunas cosas que no son aptas para este procedimiento, aunque es posible que no lo sepas y las estés dañando sin darte cuenta. Hoy te mostramos las 7 cosas que no debes meter en el lavavajillas (y lo haces).

1. Tuppers o tapas de plástico

tupper lavavajillas

Los tuppers son envases muy prácticos y que se utilizan muy a menudo en todas las cocinas. La limpieza de estos envases es muy importante, ya que nadie quiere que adquieran el sabor a otras comidas o queden un poco grasientos. Para mantener la higiene y a no ser que sus instrucciones digan lo contrario, no debes meterlos en el lavavajillas. Eso sí, si adquieres tuppers de cristal podrás lavarlos de esta forma y además serán más saludables.

Lo que puede ocurrir es que terminen deformándose o no cerrando bien, ya que el agua es muy caliente y estos productos suelen ser de un plástico bastante fino. En el caso de que la etiqueta de tus tuppers acepte el lavavajillas, pon las piezas de plástico en la parte de arriba para que el calor no termine por deformarlas con el paso del tiempo.