Belén Esteban está siendo en la últimas horas la protagonista indiscutible de los colaboradores de Sálvame. Y no precisamente porque se case dentro de un mes. Su silla en el programa corre peligro y estos son los datos que lo demuestran.

A punto de darse el ‘sí, quiero’

> La Princesa del Pueblo está a escasos días de darse el ‘sí, quiero’. Su boda será uno de los eventos más llamativos del año. De hecho, algunos de sus compañeros ya han comparado este enlace con la pasarela Cibeles. La colaboradora ha sido la encargada de controlar que no se filtrara ningún detalle sobre su enlace, algo muy complicado teniendo en cuenta que trabajaba en televisión.

Ella ya lo ha dicho en más de una ocasión: “No quiero que mi boda sea convencional”. Y por el momento, lo está cumpliendo a rajatabla. Cada novio contará ni más ni menos que con diez testigos cada uno. Entre ellos, estará Carlota Corredera quién ha asegurado que no hará ninguna dieta especial para lucir cuerpazo en la ceremonia. Raúl Prieto, actual director de Viva la vida, será otro de los invitados estrella. Ha sido el elegido para llevar de la mano a la novia, un gesto con el que evidencian la buena relación que ambos tienen.

Siguiente: El precio que tiene que pagar por ser famosa