viajes

La startup española, nacida en tiempos de pandemia, ofrece planes y actividades para recorrer el país cumpliendo con todas las medidas de seguridad

¿Maleta o mochila? ¿Chanclas o zapatillas de deporte? ¿Bañador o chaqueta? ¿Norte o sur? ¿Con los amigos de siempre o una escapada en familia? Esas son las únicas dudas que debes plantearte antes de empezar una aventura. Y es que, en Vipealo, tecleas el destino y los planes salen solos.

En España, somos muy de darle la vuelta a la tortilla. Así que no había mejor momento en todo el año que aprovechar una pandemia mundial para lanzar una startup de viajes, aventuras, planes y actividades. Ya lo dijo Albert Einstein: “Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos”.

Aunque pueda sonar singular, la llegada de la ‘nueva normalidad’ conlleva al mismo tiempo una nueva rutina, unas nuevas costumbres, unos nuevos hábitos. Pero, pasados los 21 días, cuando nuestro cerebro ya los ha asociado, requieren de planes que nos trastoquen la vida, que nos la pongan patas arriba. Porque la rutina está para romperse. Si no, ¿para qué se creó la opción de ‘anular cita’ en las agendas de los móviles?

Con los tours, actividades y visitas guiadas Vipealo, un día estás teletrabajando y al día siguiente puedes estar perfectamente recorriendo a toda velocidad el Karting Club de Tenerife, subido en una moto de agua por la playa de Gandía o realizando una ruta nocturna por Cuenca y, tal vez, conocer así alguna misteriosa leyenda. Incluso si lo prefieres, también puedes llenar tu estómago con una ruta de tapas gourmet por Madrid, hacer snorkel y conocer la fauna y flora marina de las costas catalanas, o disfrutar de un día de relax en un velero privado en Barcelona. Porque te lo mereces.

Al igual que otras muchas cosas, viajar y el mundo del turismo han cambiado. ¿Conoces el turismo local? ¿Has probado a buscar el nombre de tu ciudad en nuestra web y ver qué planes te ofrecemos? Hay restaurantes nuevos que tal vez aún no hayas probado, rutas que siempre has dejado para el año que viene, e historia de tu propia ciudad que ni tan siquiera sabías que existían.

Las restricciones de movimiento, los meses encerrados en casa, las oficinas montadas en el salón, las graduaciones celebradas por videollamada y las bodas anuladas, entre otras muchas cosas, han sido nuestro día a día en los últimos meses. El COVID-19 ha provocado que, durante los meses de marzo, abril, mayo y junio, olvidásemos los cumpleaños, los aniversarios de boda, los nacimientos, los logros y un sinfín de cosas más. Por aquel entonces, se hizo viral aquello de que los cumpleaños no hacían cómputo en tu edad de este año, pero ¿por qué no empezar a celebrar ahora todos y cada uno de los planes olvidados?

¿Y si no encuentras compañero de aventuras? ¡No es motivo de excusa! ¡Es motivo de tendencia! Los viajes en solitario han crecido un 500% en los últimos años. Igual quien

necesita un respiro eres tú solo y, por qué no, esta escapada se puede convertir en un momento clave para darle un giro a tu vida.

Por supuesto, el dinero sí importa, pero la calidad hay veces que no está reñida con el precio. Por eso, a través de la web, Vipealo ofrece actividades para todos los bolsillos, desde aquellos que quieren tirar la casa por la venta hasta los que prefieren casi ni sacar la cartera. ¡Ah! Y una cosa no tiene que ver con la otra, porque todas las actividades están valoradas por un ejército de ‘mistery travelers’, repartidos a lo largo de todo el territorio, que se camuflan entre los clientes habituales y después detallan de manera anónima los pros y los contras de cada uno de los planes, garantizando servicios con la mejor excelencia posible.

Pero si todavía sigues sin tenerlo claro, el coronavirus ya no es excusa para no recorrer el mundo. Por eso el equipo de Vipealo sigue trabajando para brindar la mayor seguridad a sus viajeros y aventureros, exigiendo las mejores condiciones en todas las actividades que ofrecen en su página web. Porque si han nacido en plena pandemia nadie mejor que ellos para saber adaptarse a estas circunstancias excepcionales.