Cocinar en poco tiempo

A continuación queremos ofrecerte una serie de consejos que pueden serte de gran ayuda si no tienes mucho tiempo para cocinar. Son muchas las personas que, como consecuencia del ritmo frenético de la vida de hoy en día no disponen de él y terminan comiendo mal. Una dieta desequilibrada puede ocasionar a corto, medio y largo plazo  serios problemas de salud que pueden paliarse con estos sencillos consejos.

1.- Hazte con un robot de cocina

Como no podía ser de otra manera, el primero de nuestros consejos si no dispones de mucho tiempo para cocinar es que te hagas con un robot de cocina. Estos son grandes aliados en contra de las prisas que se viven en la actualidad.

Es por ello que te recomendamos hacerte con uno para beneficiarte de todas sus ventajas: pueden usarse independientemente de si sabes o no cocinar, pueden programarse de antemano para que cocinen para ti y esté listo a determinada hora y, por supuesto, cuentan con una gran infinidad de recetas.

De paso, hay que decir que son robots que cuentan con diversas técnicas de cocinado, por lo que no te aburrirás de comer siempre las mismas cosas. En efecto, son también un gran aliado a la hora de conseguir tener una dieta equilibrada. Puedes elegir algunos de los modelos recomendados en estas webs para hacerte una buena idea de ello.

2.- Anticípate a lo que vas a preparar al día siguiente

Cuando no tenemos tiempo, lo peor que podemos hacer es dejar a la improvisación lo que vayamos a comer al día siguiente. Es por ello muy recomendable pensar el día anterior lo que vas a comer al siguiente. Con ello, no tendremos que perder nada de tiempo decidiéndonos o comprando ingredientes. Naturalmente, en este sentido es fundamental que cocines solo con ingredientes que tengas en casa.

Con ello también ahorrarás mucho tiempo y dinero: ten en cuenta que cuando se necesita solo un ingrediente normalmente acudimos a pequeñas tiendas de compra rápida donde el precio de los productos es superior.

3.- Prepara comida para más de una vez

Uno de los consejos más efectivos para poder comer sin tener tiempo es cocinar para varias veces cuando lo hagas. En efecto, es recomendable que si vas a preparar una receta, esta pueda servirte para varias veces y conseguir con ello ahorrarte el tiempo de preparación para la próxima vez.

Con algunos ingredientes este paso puede hacerse por separado. Si, por ejemplo, cocinas pasta, puedes hacer un poco más y reservarla aparte. Simplemente bastará con que le añadas un poco de aceite para que no se quede pegada. La próxima vez solo tendrás que añadirle la salsa y algún condimento. Lo mismo vale para otras elaboraciones como por ejemplo el arroz y, en general, todas las guarniciones.

4.- Aprende recetas rápidas en lugar de elaboradas

Hay recetas muy buenas y muy rápidas que deberías aprovechar en el caso de que no tengas mucho tiempo para cocinar. En combinación con el anterior punto, puedes preparar por ejemplo sopas, tortillas, ensaladas o fajitas en poco tiempo y de una forma muy rápida. Todas ellas pueden ser comidas saludables.

Una receta que tarda un poco más pero puede darte muy buenos resultados a lo largo de varios días es la crema. Pueden aguantar varios días y simplemente tendrás que calentarla.

5.- Opta por envasados de calidad

No todos los procesados son malos. Por ejemplo, los botes de conserva o las latas son exactamente igual de beneficiosos que los productos en fresco. En este sentido, botes de garbanzos o legumbres en general, coles de bruselas, judías verdes, patatas, etc. pueden ayudarte a ahorrar muchísimo tiempo a la hora de cocinar y darte un aporte de calidad para tu nutrición.

Lo mismo vale para las latas, donde hoy en día existe una grandísima variedad que va mucho más allá del clásico atún. Por ejemplo, podemos encontrar salmón, sardinas, mejillones, navajas o calamares. Todos estos envases son una excelente alternativa para ir construyendo un menú saludable poco a poco y con ingredientes de calidad que, por cierto, tienen muy buen precio.

6.- Hazte con un wok

Un wok es otro de los mayores aliados de las personas que no cuentan con mucho tiempo para cocinar. En efecto, se trata de un recipiente donde pueden cocinarse alimentos en poco tiempo: muy especialmente verduras, con un resultado espectacular. Es por ello muy recomendable hacerse con uno para poder ahorrar mucho tiempo haciendo, por ejemplo, revueltos.

7.- Usa los congelados 

Con los congelados pasa parecido a las conservas. Algunos de ellos pueden estar listos en pocos minutos ya que basta con calentarlos y cocinarlos por pocos segundos. En este sentido, los guisantes son la estrella: son muy nutritivos, pueden acompañarse con muchas cosas y pueden estar listos en literalmente dos minutos descongelándolos al meterlos directamente bajo el grifo y dejarlos escurrir un poco.