Las campanas de cocina llevan al exterior los vapores, humos y olores gracias a un tubo que conecta la campana a la fachada de la casa o edificio. Por su efecto de extracción es habitual que se ensucie con grasas, aceites y todo tipo de substancias que son absorbidas, aunque es complicado saber a simple vista si necesita un repaso así que es importante limpiar la campana de manera regular ¿sabes cómo hacerlo correctamente para que quede como los chorros del oro?

El mantenimiento de la limpieza de la campana de cocina

limpieza campana de cocina

Para mantener la higiene de la campana extractora es clave realizar una limpieza profunda de la suciedad a fondo cada dos meses. No es habitual que esto se haga, ya que requiere tiempo y acordarse de ello de forma periódica. Si no lo consigues, la mejor manera es tener un poco de mantenimiento en la higiene de este electrodoméstico.

Para ayudar a un mantenimiento más ligero se puede utilizar el mismo lavavajillas que se utilizas a diario en tus platos para limpiar la campana de vez en cuando. En base a la calidad del producto será la calidad de la limpieza, y podrás espaciar el proceso del remojo de los filtros y la limpieza profunda. Así mantendrás la campana de cocina con menos grasa acumulada y podrás espaciar las jornada de limpieza en profundidad.