Conchita
En sus apariciones televisivas siempre cede el protagonismo y se mantiene en un discreto segundo plano. Pero Conchita se ha convertido en un rostro habitual de la pequeña pantalla gracias a su particular máquina de la verdad. Sin embargo, pocos son los datos que se conocen de esta mujer. Por eso la famosa poligrafista ha querido romper su silencio. Lo que nadie se esperaba era que sus declaraciones no serían para compartir anécdotas de estos años en Sálvame sino para contarlo todo acerca de su controvertida vida sentimental.

Una vida llena de sorpresas

> Cuando nació hace 67 años en Zaragoza, nadie podía imaginar que Conchita pasaría a ser alguien conocido. Además, sus pasos nunca los orientó a la televisión ni a nada relacionada con el mundo del espectáculo. Concepción Pérez, como se llama en realidad, decidió que su futuro estaría en el mundo de la hostelería y la restauración. De hecho, estudió Turismo y es directora de hotel titulada. Pero su rumbo cambió de manera inesperada. “La vida nos va llevando por caminos que hay que ir tomando. Todo ocurre por algo y yo viví una situación que me demostró que había en España una carencia a la hora de demostrar una cosa ocurrida sin testigos. Ahí es cuando decidí ser poligrafista profesional”, desvela en Semana. Y aunque esto ha hecho que su rostro pase a ser conocido, elegir esta profesión no solo le ha traído beneficios sino también inconvenientes. Destacamos un problema del que ha hablado por primera vez.

Siguiente: Un amor (o desamor) que sigue generando polémica