Black Friday

Estamos a las puertas de una de las fechas para comprar más populares de todo el año, la llegada de las navidades hace que todo el mundo se proponga adelantar sus compras y además ahorrar en la medida de lo posible gracias a los descuentos y promociones lanzadas especialmente con motivo del Black Friday.

Si ya eran unos días populares para consumir, este año con motivo de la crisis sanitaria en que las compras online se han disparado y afianzado aún más, todo apunta a que el Black Friday será una fecha aún más relevante que en años anteriores, con gran cantidad de ventas y los inevitables problemas derivados de ellas. Por ello es importante tener en cuenta una serie de aspectos de cara a comprar sin que nuestras adquisiciones terminen en disgusto, y ante cualquier consulta llama a un abogado tantas veces como necesites en el 900 100 604.

Además, cabe recordar que, como consumidores, tenemos derechos, y son los mismos durante todo el año por mucho que nos encontremos en una época de rebajas como la de “Black Friday”. Muchas personas se ven perjudicadas y no hacen nada al no conocer sus derechos o al pensar que no se les compensará, pero esto es un error, ya que los compradores siempre tenemos derecho a reclamar ante una irregularidad en las compras de Black Friday.

Incidencias más habituales en el Black Friday

Desde Legálitas queremos recordar cuáles son los algunas de las incidencias más habituales en el Black Friday y que se repiten como normal general año tras año.

El inconveniente de la falta de existencias de un determinado producto es de los más comunes en Black Friday. En especial, en productos electrónicos, quizás por ser de los más demandados en estas fechas. Lo común es que los comercios se limiten a devolver el dinero de la compra, pero provocando perjuicios y molestias a los clientes que no solo se quedan sin los productos deseados, sino que en ocasiones pierden tiempo y dinero en desplazamientos.

Además, en la mayoría de los casos, en el momento de la compra, los comercios indican que hay stock, por lo que el primer paso es exigir la entrega de dicho producto, dejando en segunda opción la devolución del dinero del cliente.

Una situación diferente es que, tras hacer una compra rebajada, se descubra un defecto en la misma. Al devolverlo, los clientes se encuentran con que no pueden cambiárselo por uno en buen estado, ya que no hay existencias, mientras que, en otros canales, como la página web del establecimiento, se siguen promocionando dichos productos.

También sucede que compremos con descuentos falsos o publicidad engañosa. Hay que tener en cuenta que la publicidad es vinculante, es decir, cualquier comunicación por parte de la empresa asegurando un determinado descuento será nuestro seguro para reclamar en caso de que no cumplan con lo prometido. Es recomendable guardar todos los folletos, newsletters y anuncios, ya que, si las condiciones no se cumplen serán la manera de demostrar las condiciones anunciadas y defender nuestros derechos.

En todos los casos, es siempre necesario actuar cuanto antes. Es cuando ha pasado la menor cantidad de tiempo, y dentro del plazo establecido, cuando la reclamación surtirá mayor efecto. Para ello y ante cualquier consulta llama a un abogado tantas veces como necesites en el 900 100 604.

¿Cómo prevenir problemas del Black Friday?

Si bien, como es lógico, muchos problemas son imprevistos difíciles de anticipar es importante tener en cuenta algunos consejos para que las compras de Black Friday transcurran lo mejor posible.

  • Hacer un seguimiento del precio de las compras deseadas en las semanas previas, o utilizando herramientas dedicadas a ello.
  • Guardar todos los comprobantes en los que se indique la oferta, ya que la publicidad es vinculante. Servirán folletos, mensajes de SMS, correos o imágenes que así lo indiquen.
  • Comprobar siempre, si la compra es por internet, que el comercio es seguro y la plataforma es del tipo “https”.
  • Antes de hacer las compras, es importante fijarse bien en todas las condiciones de venta, los plazos y costes de devolución, etc. Hay que tener en cuenta que algunas tiendas no devuelven el dinero, sino que solo permitirán el cambio de ese producto por otro. Otro truco es identificar el domicilio social de la tienda online, pues, si este se encuentra fuera de España, la devolución o el cambio pueden ser más complicados.
  • Por otro lado, en las compras a distancia, como puede ser por internet, existe el llamado “derecho de desistimiento”: se dispone de 14 días naturales desde que se recibe la compra para devolverlo, sin tener que alegar ningún motivo.
  • Tras una compra, es importante guardar todos los comprobantes de esta, tales como recibos, correos de confirmación, etc. Cuantas más pruebas, menos complicaciones se tendrán.
  • Evitar las redes de wifi públicas en la mayor medida posible, ya que son una manera propicia de caer víctimas de un robo de datos, tales como datos bancarios.

Ante cualquier imprevisto, lo más recomendable es asesorarse con un abogado experto en Consumo, para poder efectuar las reclamaciones oportunas, si tienes cualquier consulta llama a un abogado tantas veces como necesites en el 900 100 604.