Sin duda alguna, Victoria Federica está retomando poco a poco la normalidad en la capital madrileña y es que tras pasar la cuarentena alejada de su madre, la joven está de vuelta en la ciudad. En esta ocasión, la hija de la Infanta Elena aprovechó la jornada para ayudar a unas amigas con la mudanza y es que, con el coche completamente cargado de bolsas, la joven y sus acompañantes cambiaron sus pertenencias desde una casa a otra.

Situada en el punto de mira desde que comenzó su relación con Jorge Bárcenas, Victoria Federica disfruta del máximo tiempo posible con sus amistades y es que como cualquier joven de su edad, sus amigas se han convertido en un pilar fundamental en su día a día.

Tras varios viajes durante toda la tarde, Victoria y sus amigas disfrutaron de una tarde mucho más relajada por la ciudad y es que la sobrina del Rey está exprimiendo al máximo estas primeras reuniones con sus amigas tras varios meses sin verse.

Al margen del revuelo mediático que provoca cada una de sus actuaciones, Victoria Federica prefiere no hablar de la supuesta mala relación que mantiene con la expareja de su hermano, Froilán, y es que ella y Mar Torres parecen no ser tan amigas como habían aparentado cuando todavía eran cuñadas. Acabando con cualquier rumor, la propia Mar Torres ya aseguró para las cámaras de Europa Press que: “Con ella todo bien, la quiero como una hermana”.