sector del papel

La pandemia ha cambiado el mundo tal y como lo conocíamos. Es verdad que poco a poco estamos volviendo a una nueva normalidad, pero la verdad es que muchas cosas han cambiado de manera importante. Dichos cambios han venido dados principalmente por las medidas de seguridad que los altos cargos nos han obligado a tomar para evitar que la expansión del virus se acelere de manera alarmante una vez más. Algunos ejemplos los podemos ver en las medidas de higiene, desinfección, uso de mascarillas o distanciamiento social entre otras muchas.

En este artículo vamos a ver cuánto tiempo puede sobrevivir el virus en diferentes superficiales con el objetivo de ver si realmente es necesaria desinfectar las cosas o no.

¿Cómo es el contagio del Coronavirus?

Es verdad que no hay una verdad total, pero según podemos saber, el virus se extiende por el aire. El virus se contagia directamente cuando una persona habla a otra sin medidas de protección. Por supuesto, el virus también puede ser contagiado de una persona a otra a través de la tos, los estornudos o incluso por contacto directo a través de la saliva a través de un beso. Ese contacto no quiere decir que el riesgo de infección sea del 100%, pero sí que es realmente alto.

Para evitar reducir los riesgos de infección, las autoridades recomiendan las distancias de seguridad de al menos dos metros. Por otra parte, las partículas infectadas también pueden acabar en diferentes superficies. Hay que dejar claro que esas partículas no pueden vivir mucho tiempo fuera de la célula, pero sí que tiene una autonomía de vida.

¿Cuánto puede vivir el virus del COVID-19 en las superficies?

Como podemos leer en este interesante artículo de dical.es, la supervivencia del virus fuera de una célula no es la misma en todas las ocasiones. Depende directamente de los factores climatológicos y sobre todo de la superficie donde ha caído la partícula infectada. Por este motivo vamos a ver cuál es la esperanza de supervivencia del virus según el material. De esta manera, si los mantenemos en cuarentena durante ese tiempo, el riesgo de infección pasa a ser prácticamente nulo.

Cobre: según la Agencia de Seguridad Alimentaria, el virus tiene muy poca esperanza de vida en el cobre. Si el virus se encuentra a una temperatura y humedad adecuada no es capaz de vivir apenas unas horas. Para que nos podamos hacer a la idea, el virus no es capaz de vivir más de cuatro horas según ha comunicado el Ministerio de Sanidad. Por supuesto, esa duración será inferior si las condiciones no son las adecuadas para su supervivencia.

Cartón: la duración del Coronavirus en el cartón puede llegar a ser de hasta un día completo, es decir, 24 horas si el virus se encuentra en un entorno agradable. Para su supervivencia larga es importante que la temperatura esté entre los 21 y 23 grados y además la humedad se encuentre en torno al 60%. Pasado ese tiempo, el virus desaparece porque no tiene fuerza para vivir sin la ayuda de una célula.

Acero inoxidable: según los últimos estudios, el virus es capaz de sobrevivir en el acero inoxidable hasta 48 horas. Esto se debe a que cuenta con un entorno más agradable y en consecuencia es capaz de tener una mayor esperanza de vida.

Plástico: tras muchos estudios realizados a través de AESAN, nos hemos dado cuenta de que la esperanza de vida del Coronavirus en una superficie de plástico es mucho más elevada que en otros materiales. En este caso se estima que el virus puede llegar a estar activo incluso durante varios días. Si las condiciones son óptimas para el virus, el mismo puede llegar a vivir de tres a cuatro días desde su contacto con la superficie. Por este motivo el Ministerio de Sanidad recomienda desinfectar la compra cuando la llevamos a casa para reducir el riesgo de contagio lo máximo posible. Por supuesto, la desinfección siempre tiene que realizarse con productos adecuados.

Dinero: todo el mundo maneja dinero y preocupa que por ese medio se pueda trasmitir el virus. Es verdad que muchas personas han dejado de usar el dinero a favor del pago con tarjeta, pero el dinero tampoco se presenta como un gran foco de trasmisión del virus. Se ha demostrado que el virus tiene una esperanza muy baja sobre el dinero, sobre todo sobre los billetes.

¿El coronavirus se puede contagiar por el cartón y o el papel?

Se ha demostrado a través de diferentes estudios que la trasmisión del virus por este medio es realmente baja. Hay que tener en cuenta que en las plantas de impresión y en los quioscos se toman muchas medidas de seguridad. Si a esto sumamos que la esperanza de vida en esta superficie es muy baja, la probabilidad de contagio al leer un periódico o una revista es muy bajo.

Revistas y periódicos: el virus tiene una esperanza de vida muy baja en el papel. Esto se debe a que el coronavirus necesita de materiales que le permitan sobrevivir, mientras que el papel se presenta como un material muy estéril. Esto hace que la esperanza del virus en esta superficie sea muy pequeña.  Eso sí, hay que tener en cuenta que la esperanza de vida es pequeña, pero si alguien nos pasa el periódico en un bar, entonces el riesgo puede existir. Es verdad que la probabilidad de que el virus esté en el periódico y sea trasmitido es muy bajo, pero siempre existen esa posibilidad. Esto hace que muchas personas hayan dejado de leer el periódico en el bar para comprarlo y llevarlo a casa. Eso reduce al máximo la posibilidad de contaminación.

Envases: los envases de papel o cartón tampoco dan mucha esperanza de vida al Coronavirus, sobre todo en los envases de papel. Normalmente el virus en condiciones óptimas no puede llegar a vivir más de un día completo. Pero si las condiciones no son óptimas no llega a vivir ni unas pocas horas fueras de una célula.

Pero como nos recomiendan desde sanidad, lo mejor es tomar medidas de precaución para evitar que nos podamos contagiar por tener contacto con una superficie infectada. Para conseguirlo, siempre hay que desinfectarse las manos, tanto antes como después de salir del comercio. También puede ser una buena opción desinfectar correctamente la compra. Y si quieres más medidas de seguridad, puede ser una buena idea realizar la compra con unos guantes que protejan nuestras manos. Por supuesto, cuando tengamos los guantes puestos no tenemos que tocarnos la cara o la transmisión podrá ser posible.