Moralidades, condiciones sociales, características, deseos y personalidades, son algunos de los elementos que tienen los antihéroes para mostrar todo su carisma en la pantalla grande. Desde la crueldad, a la rebeldía en la forma en cómo hacen las cosas. El casino especialista en tragaperras online Betway clasifica en esta infografía a los mejores antihéroes del cine.

En el puesto N° 5 tenemos a Wade Wilson/Deadpool. Wade, cumple sobresalientemente con los roles del antihéroe, sobretodo tomando en cuenta que puede disfrazarse de Deadpool para darle una lección a un grupo de maleantes de una forma atrozmente violenta y sin compasión. No tiene remordimiento alguno y parece divertirse haciéndolo cada vez que puede. Digno personaje del universo Marvel Cómics de antihéroes.

En el puesto N° 4 está nada más y nada menos que el polémico Travis Bickle, personaje de “Taxi Driver” del 76’, un soldado veterano de la guerra de Vietnam algo tocado y con una especie de insomnio postraumático. En Nueva York quiere ser taxista, por lo que se aventura en las redadas nocturnas de la Gran Manzana, hasta el punto de tener una evolución como de ser, que lo hace violento desde mitad a final del film. Es un caballero normal, pero con ansias de darle un golpe a la sociedad.

En el puesto N°3 hablamos de Arthur Fleck, alias “Guasón” de la cinta Joker de 2019. Un hombre aturdido y despreciado, en gran parte por el infame juicio de la sociedad, por lo que se convierte en un hombre en busca de identidad y una auto aceptación. Termina dándole una lección a la sociedad que lo subestimó y por consiguiente, genera su propio tributo en la búsqueda de su gloriosa moral identificada.

El puesto número 2 de la clasificación es para Alex Delarge, de la “Naranja Mecánica” de 1971. Un psicópata sin remordimientos, que codicia los retos del bajo mundo por la noche, y lleva una vida vaga junto a una pandilla de verdugos. Es un asesino, violador y rompedor de reglas con una rebeldía sin límites.

Y el puesto número 1 y más destacado de esta clasificación es para Hannibal Lecter, el personaje principal de El Silencio de los Corderos (1991), Hannibal (2001) y Dragón Rojo (2003). Sus gustos por la carne humana y el talento de preparar una cena de primera clase para el menú pone de manifiesto sus atributos principales, no obstante, de malvado a infractor de del orden social, Hannibal se gana a la audiencia con su delicada y poética personalidad al momento de establecer cortesía. Siempre carismático para el público, lo que lo hace acreedor de un lugar en esta lista.