Supervivientes

Hay que remontarse a 2001 para situarnos en la primera aparición de Chelo García Cortés en Sálvame. Ocho años en los que la periodista ha vivido un sinfín de momentos: risas, llantos, enfados, discusiones… El balance no es nada positivo y se ve cómo la colaboradora va perdiendo poco a poco la garra  la fuerza que la caracterizaban. Así, con la finalidad de volver a ser ella misma y dar su mejor versión, ha tomado una decisión radical. Estamos ante un antes y un después para ella.

Un auténtico declive 

> La temprana muerte de su madre hizo que Chelo García Cortés se convirtiera en una niña fuerte, con garra y carácter. A pesar de las dificultades, vio cómo se abría camino en el mundo laboral tras licenciarse en Periodismo. Tras comenzar su andandura en emisoras de radio de Galicia, dio el salto a las ondas nacionales y desde ahí a la televisión. Su matrimonio con José Manuel Parada y su amistad con Isabel Pantoja y Bárbara Rey hicieron que ocupara un lugar privilegiado. Era testigo en primera persona de las andanzas de pesos pesados del mundo del colorín.

A pesar de ser una periodista reputada que ha trabajado en importantes publicaciones y en famosos espacios televisivos, lo cierto es que estos últimos años están siendo convulsos para ella. Desde que llegó a Sálvame ha visto asombrada cómo se ha cuestionado su profesionalidad. No tiene el respaldo de sus compañeros y se siente infravalorada. Chelo ya no puede más y ha tomado la drástica decisión de romper con todo. Descubre qué le depara el futuro.

Siguiente: El adiós definitivo a Sálvame