Chayo Mohedano está al límite. La hija de Rosa Benito y Amador Mohedano hace un tiempo que dejó de aparecer en televisión pero parece que la televisión no la deja a ella. Y no es para menos porque su última espantada ha sido noticia en todos los medios de comunicación. Lo cierto es que ni si quiera su familia sabe qué es lo que realmente ha pasado con ella y su trabajo. Sigue leyendo para saber de qué se trata.

Amador Mohedano ha metido la pata ente los medios de comunicación con la siguiente información.

Chayo Mohedano tuvo un tiempo en el que, junto a su madre y su padre, acaparaban todos los medios de comunicación. Las críticas eran abundantes y continuas y parece que de eso ella ya se ha cansado. Su madre ya no colabora en Sálvame, aunque de vez en cuando colabora en Sálvame Deluxe. Chayo en cambio prefiere dedicarse a lo que realmente le llena: cantar. Kiko Hernández, colaborador de Sálvame, fue uno de los más duros con ella. Llegó incluso a decirle que no valía para cantar. Esto es lo que deben de pensar muchos de los ciudadanos de Chipiona. Os preguntaréis por qué y la verdad es que no es para menos.

Al parecer, la hija de Amador Mohedano tenía pensado actuar el pasado 15 de agosto en Chipiona, algo que fue posible. ¿Una nueva espantada de Chayo? Su padre fue muy claro: “Rosario venía del norte y yo por la noche estuve hablando con ella. Me dijo que venía un poco mal con la voz y eso fue lo que paso“, confesó. Pero al parecer, estas palabras no son del todo ciertas pues ha sido la empresa Crisel Comunicación la encargada de comunicar realmente lo sucedido.

Rosaria Mohedano obligada a decir la verdad

Rosario Mohedano
Rosario Mohedano tendrá que defender su profesionalidad en Chipiona.

Rosario no ha querido hablar del tema. Por eso, ha sido la empresa Crisel Comunicación la encargada de informar sobre lo que realmente ha sucedido. “Tras el obligado aplazamiento del concierto previsto el pasado 15 de agosto en el Recinto Virgen de Regla de Chipiona debido a los problemas técnicos que surgieron a última hora y tras valorar todas las opciones posibles en un margen inferior a 24 horas desde que se le notició a la artista y no poder resolverlo en ese tiempo, os informamos que disponemos de nueva fecha y recinto”.

A pesar de que la modelo ha preferido guardar silencio, es evidente que la última cancelación de su actuación ha dado mucho de qué hablar. No hay duda de que a Chayo le costará mucho recuperar su profesionalidad en esta localidad. ¿Recibirá abucheos, de nuevo? Hay que recordar que no es la primer vez que esto sucede. Tan solo queda esperar.