Desde hace varias semanas varios medios nacionales e internacionales vuelven a posar sus miradas en el matrimonio de doña Letizia y don Felipe. Insisten en que no estarían atravesando por su mejor momento. Sin embargo, no parece que el divorcio esté cerca. Hoy se filtra el motivo por el que finalmente doña Letizia no se divorcia.

Muchos altibajos

> Nadie puede negar a estas alturas que tras quince años de matrimonio, la relación entre don Felipe y doña Letizia ha sufrido constantes altibajos. Ninguno, como es de esperar, ha sido nunca reconocido. Sin embargo, los cronistas especializados en Casa Real explican en privado que, en efecto, ellos también sufren los embistes de una convivencia asfixiante y del paso de los años: “como cualquier pareja”, matizan sin querer adentrarse en terrenos pantanosos. Son muchos los medios -más internacionales que nacionales- los que apuntan al fuerte carácter de Letizia como causante de las crisis más profundas del matrimonio. Insisten en que tiene poca paciencia y un genio que le ha hecho tener enfrentamientos con parte de los empleados de Zarzuela.

Sea como fuere, lo único demostrable hasta el momento es que no hay divorcio. Después de muchos rumores e informaciones contradictorias, hoy se filtra el contrato por el que, al parecer, Letizia habría decidido no separarse.

Siguiente: El contrato que lo cambiaría todo