Casa Real

Jaime Peñafiel ha sido el azote de Casa Real y no le pesa decirlo. Antes de la llegada de Letizia al palacio de la Zarzuela, el veterano periodista era, prácticamente, la voz del rey Juan Carlos I, al que siempre le ha tenido mucha estima y el sentimiento, en apariencia es mutuo.

Su tristeza por la abdicación de Juan Carlos I

Casa Real

Cuando el rey Juan Carlos abdicó la corona en favor de su hijo, Felipe, en junio de 2014, la reacción de Jaime Peñafiel fue como la de la mayoría de los juancarlistas: decepción, tristeza y expectación: “Es un día triste para mí, tengo que reconocer. Es un día que nadie esperaba. Yo tampoco. Mi vida ha estado relacionada con la del Rey desde que era príncipe primero, y luego como príncipe de España”, confesó a ‘Exclusiva Digital’.

El experto en Casa Real hablaba de don Felipe como una persona poco experta, bien preparado, sí, pero sin el empaque, el arrojo y sobre todo, la persuasión de su padre no solo con el pueblo español sino con las instituciones internacionales a las que meterse definitivamente en el bolsillo. A este respecto, Peñafiel ha revelado una anécdota hasta ahora desconocida entre Juan Carlos I y él mismo.