Carolina Monje ha visto como, en el último mes y medio, su vida cambiaba radicalmente. El gran amor de su vida y su pareja hacía casi dos años, Aless Lequio, fallecía tras perder una dura batalla contra el cáncer. La diseñadora decidía entonces volver a su ciudad natal, Barcelona, para contar con el apoyo de sus familiares y seres queridos en estos duros momentos.

Dejando aparcados sus compromisos laborales y la web de ropa femenina que puso en marcha en los últimos meses – abandonando su puesto de directora en un hotel boutique de Ibiza para cumplir su sueño de ser diseñadora – este no es el único cambio al que ha tenido que enfrentarse Carolina.

Y es que, además, la novia de Aless se ha mudado de casa, abandonando su residencia barcelonesa e instalándose en otro piso cercano. En esta ocasión la hemos podido ver supervisando como unos operarios bajaban cajas con sus pertenencias, antes de dirigirse a su nueva casa. Época de cambios para Carolina.