El 2018 ha sido un año complicado para Carmen Borrego. La benjamina de las hermanas Campos ha tenido que estar más fuerte que nunca apoyando a su familia. Los problemas de salud de Terelu Campos y de María Teresa han hecho que Carmen haya tenido que estar al pie del cañón en todo momento. Ello le ha acabado pasando factura y ahora su marido es su refugio.

Carmen Borrego, muy pendiente de su familia

Carmen Borrego

> Los últimos dos años han sido muy difíciles para Carmen Borrego. La menor de las hermanas Campos ha tenido que tenido que hacer frente a numerosos problemas familiares. En mayo 2017, su madre, María Teresa Campos, sufrió un ictus cerebral y, un año después, en febrero de 2018, tuvo que ser operada de la vesícula.

Además de los problemas de salud de la matriarca del clan Campos, Terelu fue diagnostica de nuevo de cáncer de mama el verano pasado. Ello hizo que la colaboradora tuviera que ser intervenida quirúrgicamente en tres ocasiones. Momentos complicados en los que Carmen Borrego no se separó de su madre y de su hermana y que acabaron pasándole factura a nivel emocional.

Siguiente: El principal apoyo de Carmen Borrego