La reina consorte a cruzado todos los límites. Ya ni se molesta en disimular ante los medios que no traga ni a su suegra ni a ningún otro miembro de su familia política. Letizia no soporta pasar las vacaciones de verano junto a doña Sofía, y ha movido cielo y tierra hasta conseguir su objetivo: desterrarla y alejarla todo lo que pueda de Felipe VI y sus hijas. La brecha entre ellas se ha hecho más grande todavía, y parece muy difícil que algún día pueda llegar a cerrarse.

El desprecio de Letizia a la familia real

> Se lo han dado todo. Letizia tiene una vida llena de lujos y privilegios gracias a la familia real, pero para ella no es suficiente. Lo que para cualquier ciudadano de a pie sería un verano que no podría imaginar ni en sus mejores sueños, para la reina consorte se convierte en toda una pesadilla. Ortiz no tiene reparos a la hora de mostrar que no soporta tener que pasar dos semanas junto a doña Sofía o el rey Juan Carlos, aunque sea en un entorno tan idílico como Palma de Mallorca.

Fuentes cercanas a Casa Real aseguran que doña Letizia entiende que estas semanas de descanso, sol y playa son trabajo y que por eso no puede desconectar tanto como le gustaría. A la consorte se le viene el mundo encima cada vez que tiene que hacer un posado con toda la familia y fingir que todo va bien entre ellos. Es tal el desprecio que siente que incluso ha urgido un plan de última hora para compartir con Sofía el menor espacio de tiempo posible.

Siguiente: Letizia destierra a doña Sofía