Doña Sofía y don Juan Carlos vivieron un episodio que cambió su vida para siempre. Tuvo consecuencias fatales para su matrimonio. Lo suyo ha sido un camino plagado de rosas y espinas. Las rosas, para él; las espinas, para ella. Te lo contamos todo a continuación.

El episodio que cambió la vida de los reyes

> Doña Sofía y don Juan Carlos tuvieron una luna de miel de las que solían hacerse antes, duraban varios meses. En una de sus paradas en Grecia, sucedió un episodio que marcó su vida para siempre. Fue ahí cuando la reina se dio cuenta de lo que le esperaba y quiso huir: “Tras unas iniciales copas de champagne y unas tapitas de caviar ruso, con el permiso y la colaboración el director del hotel de cinco estrellas, el príncipe (Juan Carlos) y su nueva compañera decidieron seguir con su aperitivo VIP en una suite”.

Un rato después, doña Sofía llegó al hotel y preguntó en recepción por su marido. Supo que algo estaba pasando por el gesto de los empleados. Al rato apareció don Juan Carlos “con cara de circunstancias, perceptiblemente nervioso y ¡con la bragueta abierta”, así lo explica Amadeo Martínez Inglés en su nuevo libro El Golpe de Estado que tumbó al Rey (Chiado Books). Sin duda, una experiencia muy dolorosa y que tuvo graves consecuencias en la vida de doña Sofía.

Siguiente: Las graves consecuencias de una infidelidad