La colaboración de Terelu Campos en el programa de las tardes de Telecinco pende de un hilo. Según ha podido saber Cotilleo.es, la última afrenta de la colaboradora a la cúpula del espacio ha molestado profundamente y supone un desafío inesperado.

Tuvo que aguantar la tempestad

> La llegada de Terelu Campos al mundo Sálvame fue, para ella, toda una liberación. Aunque se veía obligada a pasar de presentadora a colaboradora y le costó encontrar su sitio, pronto se sintió una más entre los periodista que descarnaban la vida de sus amigos. Sin embargo, en plena ebullición, Terelu decidía marcharse de Sálvame. Necesitaba descansar, desconectar y reconectar sus puntos. Pero aquella decisión no sentó del todo bien y lo que pretendía ser un tiempo de tranquilidad se convirtieron en seis meses agónicos sin trabajar. Un desastre que le pasó factura a todos los niveles y que, explicaron, llevó a María Teresa Campos al borde del colapso.

Un despido temprano en este momento para Terelu sería cavar una tumba económica. Son muchos los frente abiertos que tiene en este sentido y el dinero que percibe por sus colaboraciones en el programa son como agua en un desierto.

Siguiente: el dinero que gana Terelu