Que Rocío Flores haya protagonizado por primera vez una exclusiva desde que cumplió la mayoría de edad, ha dejado en shock a la opinión pública. Es posible que también a Rocío Carrasco que ha visto como su hija ha hablado lo más grande sobre ella y sobre la sentencia de maltratos y amenazas que tanto se ha intentado ocultar. Todos los detalles, a continuación.

La sentencia que lo cambió todo

> Fue a principios de este año cuando se hizo pública la sentencia del Juzgado de Menores número 4 que retrataba los episodios más duros y violentos entre Rocío Carrasco y Rocío Flores. Un 27 de julio del año 2012 cambió para siempre el destino entre madre e hija. Aquel día, una disputa entre Flores y Carrasco por una nectarina en la cocina lo cambió todo. No fue una discusión cualquiera. Quizás el calor del verano, que por aquel entonces se notaba ya con fuerza a primeras horas de la mañana, hizo que azotara la paciencia de ambas. Con rapidez los insultos pasaron a ser gritos, y los gritos, golpes. Según el medio citado anteriormente, fue Rocío Carrasco la que cayó al suelo. La primera vez en la cocina y la segunda, impidiendo que su hija saliera escopetada de casa. No pudo impedirlo: la joven salió con rapidez hacia el coche que le esperaba habitualmente en la puerta de casa.

El chófer, que posteriormente fue llamado como testigo, atendió a la joven que entonces “estaba muy nerviosa”. Según el medio citado anteriormente, Rocío Flores le pedía con ansias que le llevara al cuartel del Guardia Civil. Unas horas después de aquella espinosa vivencia, Rocío Flores “declararía ante la benemérita contra su madre, a la que atribuyó un supuesto delito de malos tratos”. Todo pintaba mal para las dos, pero fue la joven la que optó por denunciar a su propia madre. A raíz de ahí, se abrió una causa por la vía penal que salió a la luz cuando la joven aun participaba en Supervivientes. Hoy, Rocío Flores ha dado la cara y se ha pronunciado al respeto.

Siguiente: Rocío Flores habla sin tapujos sobre la sentencia de maltratos